CEMENTERIO
VIRTUAL
DE MASCOTAS

La pérdida de un animal de compañía supone siempre un momento difícil. En nuestra página web ofrecemos este espacio virtual, abierto a todos, en el que puedes rendir tributo o simplemente despedirte afectuosamente de tu compañero perdido.

Puedes utilizar el formulario de la derecha para subir una foto y escribir tu mensaje. Si lo deseas, una vez publicado puedes compartirlo en Facebook con las personas de tu entorno. 


SÓLO ELLA SABE

Sólo ella sabe que no sólo ha dejado
mi corazón de latir
o que mis ojos no brillarán más.

Sólo ella sabe que hoy
el más allá está más acá
y que después de muchas mudanzas
en esta no me puede acompañar.

¿Qué puedo decirle yo
que no le haya dicho ya?
Palabras no tengo:
nunca me han hecho falta
porque yo soy ella
porque compartimos la misma alma.

Alma que ha quedado sin bastón
pero que caminará de nuevo sin cojear.
No llores más por tu viejo amigo, anda
que de lágrimas está llena la mar.
Por eso ladro fuerte, salto alegre, te miro
e inclinando un poco la cabeza consigo
arrancarte una sonrisa más.

 

Marcos Makowski
Dedicado a Tania y Pipo

Minini

2003 - 2021

Llevaba años intentando mentalizarme de que este día llegaría, pero nada en el mundo podría haberme preparado para el sufrimiento que supone dar el último adiós al ser al que mas quieres en el mundo. Llegaste como una bendición y me enseñaste que se puede amar a un animal mucho mas de lo que se puede amar a cualquier persona. Fuiste el único que me hizo sonreír en los peores años de mi vida y nunca pediste nada a cambio. Siento un profundo y absoluto pesar al mirar los lugares en los que solías estar y saber que jamás volveré a verte en ellos, ni oírte maullar, ronronear o poder abrazarte. Eres un ángel y sé que tu sitio está en los cielos, pero soy egoísta y mi necesidad de tenerte siempre a mi lado, era mas fuerte que cualquier lógica. "Ley de vida" me dicen muchos y yo maldigo esa funesta ley con toda mi alma. Es injusto que llegaras a nosotros cuando me cabías en la mano y haberte visto crecer, envejecer y dejar este mundo, mientras yo sigo aquí sin poder hacer otra cosa que lamentar mi pérdida irreemplazable Adiós mi amigo, mi amor, mi tesoro y mi vida. Sé que cuando me llegue la hora a mi, me reencontraré contigo en el Cielo, por que un Cielo sin ti, jamás podría llamarse Cielo. Te quiero mas que a nada y jamás dejaré de hacerlo

Añadir epitafio

Indica durante cuánto tiempo disfrutaste de su compañía

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.