CEMENTERIO
VIRTUAL
DE MASCOTAS

La pérdida de un animal de compañía supone siempre un momento difícil. En nuestra página web ofrecemos este espacio virtual, abierto a todos, en el que puedes rendir tributo o simplemente despedirte afectuosamente de tu compañero perdido.

Puedes utilizar el formulario de la derecha para subir una foto y escribir tu mensaje. Si lo deseas, una vez publicado puedes compartirlo en Facebook con las personas de tu entorno. 


 

OTROS RECURSOS

Organización de ceremonias de despedida: Furry Funerals

Apoyo a la pérdida:  Vetbonds


SÓLO ELLA SABE

Sólo ella sabe que no sólo ha dejado
mi corazón de latir
o que mis ojos no brillarán más.

Sólo ella sabe que hoy
el más allá está más acá
y que después de muchas mudanzas
en esta no me puede acompañar.

¿Qué puedo decirle yo
que no le haya dicho ya?
Palabras no tengo:
nunca me han hecho falta
porque yo soy ella
porque compartimos la misma alma.

Alma que ha quedado sin bastón
pero que caminará de nuevo sin cojear.
No llores más por tu viejo amigo, anda
que de lágrimas está llena la mar.
Por eso ladro fuerte, salto alegre, te miro
e inclinando un poco la cabeza consigo
arrancarte una sonrisa más.
_
Marcos Makowski
Dedicado a Tania y Pipo

Frida

2011 - 2022

Gracias por darme la mejor compañía posible durante casi 12 años. Has estado cuando más te necesitaba, y estarás siempre en mi corazón...

Noa

2007 - 2020

Gràcies Noa per tot el que ens has aportat. Per sa teva fidelitat, per sa teva noblesa, per sa teva paciència, per haver estat una mare exemplar per tots, per sa teva protecció i amor. Espero que descansis en pau. T’anyoram i t’estimarem per sempre mes.

Minnie

2008 - 2022

Gràcies Minnie per tot el que amb tu hem après. Gràcies per formar part de sa família fins que has pogut, per sa teva companyia, per ses aventures compartides, per sa teva energia i rebeldia, per sa teva fam insaciable, pel teu esperit jove, per no deixar mai a na Noa, per protegir-nos a tots. Sempre estarás dins els nostres cors. T’estimam molt.

Lana

2005 - 2022

Querida Lana No te has ido realmente, solo en otro lugar, en lo profundo de nuestros corazones. ❤️ Te echamos mucho de menos, pero ya era hora de que te fueras. No sabemos exactamente cuántos años tenías cuando llegastes de la perrera a nosotros en febrero de 2009. Estuvo estimado entre 4 y 7 años y 14 años como parte de nuestra familia. El 27 de noviembre de 2022 caminastes sobre el arco iris y dejastes un profundo vacío. te amamos.

Raixa

2015 - 2022

Mi pequeña Raixa, llegaste a mi vida cuando menos me lo esperaba, pero cuando más te necesitaba. Una bolita de 41 días que me esperaba en la terraza, que cada día se dormía en mi regazo, que me agujereaba la ropa, mordía los cordones, y me miraba con unos ojos repletos de amor y bondad. Crecimos juntas, sanándonos la una a la otra, disfrutando de nuestra compañía, de ir a la playa, de ir a correr, de nuestros entrenos… qué orgullosa te sentiste ese primer día que aprendiste a defenderme, era innato en ti, y qué orgullosa me sentí yo de ti. Luego ya te salía automático, no dejabas que nadie se acercase a mí si no te gustaba lo que sentías. Eras puro fuego, luz y amor. Hiperactiva y histérica como tú sola… la terraza ha quedado muy calmada sin ti, y no hay día que te eche de menos. A la que me ayudaba a subir escaleras cuando me dolían las caderas, la que me acompañaba hasta el coche o la puerta cada día, la que desaparecía repentinamente y estaba dentro de mi coche tumbada esperando a que nos fuéramos, la que tenía miedo al agua y luego se tiraba dentro del mar o la piscina como si nada… Me calmabas, me dabas paz y me hacías sonreír siempre que lo necesitaba, y creo que era mutuo. Siempre recordaré cómo me buscabas cuando me iba de viaje, y cómo me recibías siempre que volvía a casa, podían haber pasado unos simples minutos y me recibías como si fuera una eternidad. Te has ido muy pronto y de manera muy rápida e injusta, pero tu estuviste para mí siempre que te necesité, y ahí estuve yo, para calmarte y abrazarte también. Estuvimos juntas de principio a fin, inseparables, irrompibles. Lo nuestro no acaba aquí, y volveremos a encontrarnos una vez más. Mi cachorrita, mi perrita de guarda y defensa, mi tesoro más preciado, mis ojitos lindos, mis patitas inquietas… te he querido, te quiero, y te querré siempre. Esto no es un adiós, es un hasta pronto. Sabes que siempre te esperaré y buscaré en cualquier lugar que vaya. Descansa en paz gran guerrera, que juntas seguiremos de todas las maneras.

Añadir epitafio

Indica durante cuánto tiempo disfrutaste de su compañía

Aceptar Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, mostrar publicidad y recoger información estadística. Al continuar con la navegación entendemos que lo acepta. Puede encontrar información sobre cómo borrar las cookies de su navegador en Google.