Hace 10 años...

Última actualización en 15 de Junio de 2017.

Hace 10 años se estaban acabando las obras de las perreras de Son Batlet. Estaba terminado el edificio y había agua y electricidad, pero los alrededores eran un desorden de tierra y escombros por el que casi no se podía ni transitar. El verano asomaba y muchas personas preparaban sus vacaciones. Yo estaba embarazada, bastante embarazada, así que ya había decidido abrir la guardería para las fiestas de Navidad, con el bebé en brazos y la obra bien terminada.

El caso es que nos llamó una señora muy amable y educada. Estaba planeando sus vacaciones y buscaba un sitio donde se quedaran sus perros: 2 preciosos pomeranias, padre e hijo. Le expliqué que no habíamos terminado las obras pero ella quiso igualmente venir a visitarnos. En ese momento pensé que  siempre podría ser un potencial cliente. El caso es,que sin acabar y todo, ella consideró que era un buen lugar para dejar a sus “hijos” de 4 patas y así fue nuestra primera reserva, un poco precipitada. Al final se juntaron unos cuantos más y ese primer verano tuvimos una media de 5-6 perros diarios.

Ella fue la primera persona que confió en nosotros y se lo agradezco de corazón, y a todos los demás clientes que han venido y vienen también, pues si bien yo sé que nuestras instalaciones son más que adecuadas y que nuestro personal a día de hoy es muy capaz y entregado, la satisfacción del cliente será siempre el espejo en el que nos miremos para saber si una labor está bien realizada, y un cliente no puede nunca estar satisfecho si no te da primero la confianza de pedirte un servicio.

Próxima entrada

Entrada anterior

Entradas simalares

Comentarios

Comentarios están cerrados.

Pingbacks

Los pingbacks están abiertos.

Trackbacks

Trackback URL